Vive con vistas al mar

Dieta mediterránea? Me gusta más decir vida mediterránea. Y es que el concepto de vida saludable y climatología suave y agradable hace que se pueda extender esta expresión que cala en la mayoría de personas de toda la costa mediterránea.

Ahora bien, a veces es complicado compaginar nuestras vistas al mar o paseos por la playa con los horarios laborales y emplazamientos de las oficinas. Vivir en Barcelona, por ejemplo, no tiene por qué significar vivir cerca del mar y sentir su olor a todas horas. En urbes de este tipo, el ajetreo, el tráfico y el ritmo de vida laboral hacen que se descuide en muchas ocasiones que se tiene un espectador de lujo como es el mar para todo lo que se hace en el día a día. Es por ello que un piso en Barcelona cerca del mar puede ser la envidia del resto de la capital, con un estilo de vida mucho más cercano al mar que el resto de barrios de la ciudad.

La zona costera de Barcelona, como parte de un gran ciudad que es, también dispone de una oferta y un abanico de posibilidades que difícilmente podremos acabar, pero además complementa mucho mejor esa transición ciudad/mar. Es un espectáculo visual sin igual, y toda la zona costera barcelonesa se convierte en un emplazamiento de lujo para vivir y sentir en todo momento lo que significa llevar un ritmo de vida mediterráneo.

A nivel de precios, además, no se convierte en una de las zonas más caras de la ciudad, situando el alquiler medio en 9-11 euros el metro cuadrado. Este ahorro respecto zonas de 12-15 euros el metro cuadrado hace que alquilar un piso en pareja pueda conseguirse por menos de 600€, algo que difícilmente se puede dar en según qué barrios más céntricos o tradicionales de Barcelona, con unos precios mucho más elevados para viviendas en condiciones similares. Del mismo modo ocurre con el precio de venta de pisos en esta zona, además de haber cierta urgencia por ocuparlos y que hace que se pueda todavía hoy rebajar un poco más los precios ya de por sí más suaves que años atrás.

Y si te gusta el verano y pasar las vacaciones estirado en la playa o en la terraza de un paseo marítimo, un alquiler en Barcelona te puede servir a la vez para disfrutar al menor precio de todos los privilegios de la vida junto al mar. Un pequeño lujo por el que muchos pagan anualmente grandes desembolsos y que por vivir cerca del mar en Barcelona podría significar una forma más de ahorrar en los gastos anuales a nivel familiar.

Los barrios más próximos al mar en Barcelona se postulan claramente como una alternativa a la Barcelona más clásica y abarrotada, con posibilidades de todo tipo y como bandera de la vida mediterránea que tanto nos gusta a todos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *