Las 6 reglas para comprar un coche de ocasión

Para renovar nuestro vehículo en una época de crisis como la que estamos viviendo, los coches de ocasión pueden ser una buena solución que no implique un desembolso importante. A la hora de comprar un coche de segunda mano hay una serie de aspectos importantes a tener en cuenta para que hagamos una buena compra y evitemos adquirir un vehículo viejo y gastado que no nos dé un buen servicio.

Por ello, estas son las 6 reglas que debemos tener en cuenta en la compra de un coche de ocasión:

1.- ¿Quién lo vende?

Podemos recurrir a tres tipos de vendedor diferentes. Son los particulares, los concesionarios de coches de ocasión o los concesionarios oficiales. Cada uno ofrece un conjunto de ventajas pero también tienen inconvenientes. En el caso de los particulares, pueden ofrecer precios más bajos, pero seguramente no incluya ningún tipo de garantía ni control de calidad. Los concesionarios sí que aseguran el estado del vehículo, aunque en el caso de los oficiales, sus precios son más caros.

2.- ¿Qué antigüedad tiene?

Debemos prestar mucha atención a este aspecto comprobando la fecha de la primera matriculación. Según el uso que vayamos a darle al mismo, podemos aceptar una antigüedad mayor o menor.

3.- ¿Con qué garantías cuenta?

Si el coche no es muy antiguo puede tener aún vigente la garantía inicial de fábrica. Pero además cualquier vendedor que vende artículos de segunda mano, incluyendo coches, debe incluir una garantía sea cual sea la antigüedad del mismo. Por ejemplo, los concesionarios ofrecen un mayor número de servicios de coches de ocasión en Barcelona además de la garantía como el seguro del vehículo o packs de mantenimiento.

4.- ¿Cuál es su kilometraje?

El kilometraje nos dice el uso real que ha tenido el coche y cuánto están sus piezas gastadas. Debemos tener en cuenta que podemos encontrarnos con un coche muy antiguo pero con poco uso o con un coche nuevo con mucho uso que puede tener las piezas muy gastadas y ser fuente de problemas.

5.- ¿Cuál es su estado visual?

Es muy importante revisar visualmente el estado exterior e interior del mismo. El interior del vehículo tiene numerosos elementos (tapicería, pedales, volante, tiradores, pasamanos, botones…) cuyo estado nos va a hablar del uso real que ha tenido el vehículo.

El exterior del coche también nos da muchos datos sobre lo cuidadoso que ha sido el anterior propietario, de si ha sufrido golpes o accidentes importantes.

6.- ¡Pruébalo!

Por último, nunca debemos comprar un coche de segunda mano sin haberlo probarlo anteriormente, sacarlo a carretera, ver cómo se comporta a bajas y altas velocidades, verificar todas las marchas del vehículo, comprobar las revoluciones del motor y el frenado.

El derecho o el arte de defender personas

Las crisis económicas llevan a algunas personas al límite de su capacidad y posibilidades, llegando incluso a sobrepasarse en sus acciones más allá de la ley cuando no encuentran una salida a su realidad. Es por ello que ciertos tipos de delincuencia menor como puedan ser robos o hurtos, así como cierto nivel de estafas, se incrementan durante estos periodos de recesión. El derecho y la justicia son entonces los caminos que muchas personas escogen para desarrollar su carrera profesional, ya sea especializándose con un grado en derecho o bien adentrándose en la universidad para desarrollar la carrera.

Y es que el derecho es una rama laboral que existe por el mero hecho de ser personas. Los litigios se resuelven por la vía de la justicia, y la figura del abogado se torna el eje sobre el que radican los argumentos para defender o suavizar condenas.

La finalidad del derecho es defender personas, y para ello hay que tener una cierta naturaleza que no todo el mundo posee. Ser abogado significa entender que pueden ocurrir situaciones en que tu corazón tire en dirección opuesta a tu profesionalidad. Aun así, la tarea de un buen abogado es defender la verdad, caiga del lado que caiga, y ajustar el castigo o sanción a la realidad de los actos en base a las leyes.

Argumentar nos es discutir, y en muchas ocasiones sucede que el pensamiento más perspicaz puede ser el que marque la diferencia en un juicio. Es el arte de defender personas o causas, sí, pero también el de analizar la otra parte para detectar puntos de flaqueza en sus argumentos o aquellas temáticas que rehúye o por las que pasa de puntillas.

Defender personas es un arte, pues se necesita un talento especial para ello. No solo como decimos para iniciar una discusión a ojos de la justicia, sino para hacer una parte de cada caso parte de uno mismo, y entender desde dentro cómo actuar en base a la realidad del posible delito y la inteligencia frente a la otra parte. ¿Os atraen este tipo de duelos en los tribunales? ¿Podría ser un grado de derecho o una carrera en derecho la herramienta que os haga falta para poner en práctica vuestros argumentos en nombre de otras personas?

Vive con vistas al mar

Dieta mediterránea? Me gusta más decir vida mediterránea. Y es que el concepto de vida saludable y climatología suave y agradable hace que se pueda extender esta expresión que cala en la mayoría de personas de toda la costa mediterránea.

Ahora bien, a veces es complicado compaginar nuestras vistas al mar o paseos por la playa con los horarios laborales y emplazamientos de las oficinas. Vivir en Barcelona, por ejemplo, no tiene por qué significar vivir cerca del mar y sentir su olor a todas horas. En urbes de este tipo, el ajetreo, el tráfico y el ritmo de vida laboral hacen que se descuide en muchas ocasiones que se tiene un espectador de lujo como es el mar para todo lo que se hace en el día a día. Es por ello que un piso en Barcelona cerca del mar puede ser la envidia del resto de la capital, con un estilo de vida mucho más cercano al mar que el resto de barrios de la ciudad.

La zona costera de Barcelona, como parte de un gran ciudad que es, también dispone de una oferta y un abanico de posibilidades que difícilmente podremos acabar, pero además complementa mucho mejor esa transición ciudad/mar. Es un espectáculo visual sin igual, y toda la zona costera barcelonesa se convierte en un emplazamiento de lujo para vivir y sentir en todo momento lo que significa llevar un ritmo de vida mediterráneo.

A nivel de precios, además, no se convierte en una de las zonas más caras de la ciudad, situando el alquiler medio en 9-11 euros el metro cuadrado. Este ahorro respecto zonas de 12-15 euros el metro cuadrado hace que alquilar un piso en pareja pueda conseguirse por menos de 600€, algo que difícilmente se puede dar en según qué barrios más céntricos o tradicionales de Barcelona, con unos precios mucho más elevados para viviendas en condiciones similares. Del mismo modo ocurre con el precio de venta de pisos en esta zona, además de haber cierta urgencia por ocuparlos y que hace que se pueda todavía hoy rebajar un poco más los precios ya de por sí más suaves que años atrás.

Y si te gusta el verano y pasar las vacaciones estirado en la playa o en la terraza de un paseo marítimo, un alquiler en Barcelona te puede servir a la vez para disfrutar al menor precio de todos los privilegios de la vida junto al mar. Un pequeño lujo por el que muchos pagan anualmente grandes desembolsos y que por vivir cerca del mar en Barcelona podría significar una forma más de ahorrar en los gastos anuales a nivel familiar.

Los barrios más próximos al mar en Barcelona se postulan claramente como una alternativa a la Barcelona más clásica y abarrotada, con posibilidades de todo tipo y como bandera de la vida mediterránea que tanto nos gusta a todos.

Reunificar deudas de forma inteligente para llegar a fin de mes

Muchas familias recurren a la reunificación de deudas para poder hacer frente a sus gastos cada vez mayores del hogar y de otros bienes básicos como la alimentación o los servicios públicos.

Pese a la crisis que vivimos desde hace años, el nivel de vida, lejos de descender, no ha hecho más que seguir subiendo. La luz, el gas, el agua… todos los servicios básicos y esenciales del hogar siguen una tendencia alcista de precios, ahogando todavía más a las familias en su aventura por llegar a final de mes.

Es por ello que reunificar las deudas es una alternativa a valorar en el seno de muchos hogares, como forma cómoda y eficaz de reducir la presión económica mensual que tenemos en préstamos concedidos y gastos futuros, para así poder llegar a todo sin estrés o excesivos dolores de cabeza.

Es evidente que muchas personas que han quedado en el paro sufren por no encontrar un empleo que asegure la entrada de liquidez en la familia, pero sobre este apartado poco se puede hacer salvo buscar muchas ofertas, ir a cuantas más entrevistas de trabajo mejor y prepararse lo mejor posible cada una de ellas para demostrar que se es el candidato ideal sin lugar a dudas. Por otra parte, sobre los bienes y servicios básicos no se puede hacer mucho más que economizar todo lo posible los gastos no esenciales y cortar poco a poco de aquí y allá. Y si a ello le sumamos deudas o préstamos antiguos que estamos pagando para el colegio de los niños, el coche o la hipoteca, la situación puede llegar a ser insostenible.

Cuando ya no podemos hacer más y seguimos sin conseguir destensionar la economía familiar, tal vez sea el momento de pensar en reunificar deudas para poder llegar a todo”

Ahora bien, reunificar deudas, además de ser una decisión a tomar entre toda la familia o personas afectadas directamente, debe hacerse de forma inteligente para adaptarla a la realidad de cada caso. Con la reunificación de deudas se puede llegar a reducir hasta en un 80% el importe mensual que pagamos por distintas deudas y préstamos de forma separada, pero no siempre será la mejor solución reducir al máximo este importe mensual, ya que debemos valorar la otra variable protagonista en la toma de decisiones: el tiempo o plazo de devolución.

Al reunificar deudas estamos aplazando también el tiempo en que acabaremos de pagar todos los préstamos a cambio de hacerlo en cantidades menores. Es posible que reduciendo unos cientos de euros mensuales, consigamos bajar en gran parte las tensiones económicas de la familia. A cambio, la ampliación del tiempo de devolución del préstamo no será excesiva. Si en cambio la situación es más desesperada, en tal caso podría ser una mejor opción apostar por la reducción máxima de las devoluciones mensuales a través de la reunificación de deudas, a cambio de ampliar en varios años el periodo en que se deberá devolver todo el dinero.

Reunificar deudas es una excelente alternativa para muchas familias, pero como avanzaba en el título de este artículo, lo más importante es hacerlo de forma inteligente y adaptada a la realidad de cada caso.

Beneficios Diagrama de Gantt

A partir de cierto volumen de trabajo, cualquier persona o empresa que quiera estructurar adecuadamente sus tareas deberá recurrir a alguna herramienta de gestión de proyectos para optimizar su tiempo y mejorar así su productividad.

En el terreno personal, la mayoría de personas se decantan por herramientas como el GTD o el Pomodoro para marcar prioridades y organizarse sus ficheros de forma eficiente. El GTD es un sistema de carpetas donde se clasifican las tareas que surgen en el día a día en base a proyectos, tiempos de entrega y tiempo de realización. Por ejemplo, una de las premisas del GTD es que todo lo que se pueda realizar en menos de 2 minutos deberá hacerse en ese preciso instante, mientras que si va a ocupar un mayor tiempo se deberá pasar a la carpeta de “próximamente”.

El sistema Pomodoro, en cambio, y a diferencia del Diagrama de Gantt en que todo se estructura desde el inicio, se irán fijando lapsos que fraccionarán el total de tiempo que se puede dedicar globalmente. Es decir, se podrá segmentar en intervalos de 20 minutos las próximas 2 horas que dedicaremos a trabajar o a hacer tareas personales. Durante ese tiempo no pueden haber distracciones: ni emails, ni teléfonos, ni encargos. De eso se trata el sistema Pomodoro, de atacar exclusivamente una tarea. Si se acaba antes de esos 20 minutos, se puede descansar o pasar a la siguiente. Si no se ha conseguido terminar se deberá dejar como esté y pasar a la siguiente (salvo que por ejemplo se esté cerca de finalizar la anterior o haya un tiempo de entrega que obligue a priorizar esa tarea)

En el mundo empresarial, en cambio, muchas veces no basta con este tipo de herramientas para el control de proyectos complejos. Podrían estar implicados en un mismo proyecto varios equipos de trabajo, o depender en algún punto de la intervención de una empresa externa que realice una parte del proceso.

Por todo ello, el Diagrama de Gantt puede ser una herramienta eficaz para poner en contexto el trabajo de cada persona, departamento o empresa vinculada a cada proyecto empresarial. Podríamos definir algunas ventajas esenciales del Diagrama de Gantt:

  1. Visual

Permite hacerse una valoración global de los tiempos del proyecto, las personas implicadas o los recursos de personal o monetarios precisos.

  1. Productividad

Un Diagrama de Gantt es una excelente herramienta a la hora de detectar ineficiencias o cuellos de botella que estén contrayendo el potencial de la empresa o un equipo de trabajo. Al descubrir desviaciones respecto las estimaciones presupuestadas se puede actuar a tiempo y sobre las personas realmente implicadas para mejorar en productividad y, a fin de cuentas, en beneficio empresarial.

  1. Objetivos

Marcar objetivos de tiempo o recursos es otra forma ideal para no desperdiciar dinero, personal o tiempo. Sobre el know-how, se pueden ir puliendo los periodos dedicados a cada proceso y puliendo en gran parte las posibles desviaciones asociadas. Con el tiempo, un Diagrama de Gantt será una herramienta potente y fidedigna de la realidad de cada proyecto, pudiendo con ello hacer estimaciones de entrega o producción más fidedignas que mejoren la calidad de servicio que percibe el cliente final.

Si te interesa la materia y quieres profundizar más, te dejo una guía gratuita para descargar en que encontrarás comparativas de softwares y utilidades para implementar un Diagrama de Gantt.

¿Qué son los gastos de representación?

A veces sucede que en la empresa se confunde los gastos de representación con otro tipo de gastos como podrían ser los derivados de viajes, dietas, transporte o kilometraje.

Es importante a su vez tener claros cuáles de los costes en que incurre la empresa son susceptibles de catalogarse como gastos de representación ya que su principal diferencia respecto otros gastos la encontraremos a la hora de deducir el IVA de ellos.

Existen muchas tipologías de gastos de representación, pero en el artículo intentaremos repasar aquellas más habituales en toda rutina empresarial.

Etiquetaremos como gastos de representación todos aquellos que tengan una finalidad de tipo comercial de forma que se incremente con ello la imagen de la empresa y el vínculo con algunos clientes reales o potenciales. Es una acción que combina el departamento comercial en algunos aspectos con el de marketing en otros.

¿Qué tipos de gastos de representación más habituales encontramos?

Para clientes extranjeros podríamos invitar a unos directivos a que visitaran la ciudad, polígono o instalaciones de nuestra empresa. Para ello, el gasto del hotel de todos los emisarios, así como las comidas o cenas que se realicen de forma conjunta, serán partidas que podemos incluir dentro de nuestros gastos de representación. Como vemos, son acciones orientadas a mejorar las relaciones con un cliente real o potencial si forma parte de un proceso de negociación. Sean fructíferas o no estas negociaciones, la imagen de la empresa se verá positivamente incrementada si la guía y trato han sido los adecuados. A nivel analítico, además, podemos saber cuál es el retorno de estas acciones una vez tengamos datos tangibles de dicha relación comercial.

También puede ser una interesante fuente de detección de oportunidades. Pongamos el caso de que utilizamos siempre el mismo hotel para hacer las reservas de las visitas comerciales de empresarios de otras localidades a nuestra empresa. En tal caso podríamos entablar una negociación con el hotel para que nos haga descuentos por volumen y así acabar el año con un ahorro que puede llegar a ser importante.

Este mismo caso puede aplicarse a otra situación más habitual como puedan ser las comidas o cenas comerciales con otras empresas. Si habitualmente invitamos a directivos de otras empresas a los mismos restaurantes, podremos negociar el precio de las comidas o proponer un menú cerrado para los casos en que acudamos con otros directivos. En ambos casos, cuanto mayor sea nuestra partida mayor poder de negociación tendremos y mayor será la rebaja que podamos exigir.

Otros tipos de gastos de representación pueden venir a través de regalos u obsequios. Tampoco cualquier tipo de regalo, ya que si tiene un valor desmesurado puede resultar muy sospechoso cuando tengamos una auditoría externa y nos hagan justificar esos gastos.

En líneas generales, el tipo de inversión o gasto de representación que asuma la empresa tiene que ir en consonancia con el rédito que luego recupera de todas estas acciones. Es ineludible que en ocasiones incurramos en gastos que no finalizarán en un acuerdo al final de la negociación. Pero toda empresa debe mantener un equilibrio, y estas situaciones deberían darse el menor número de veces posible y, de suceder, que no tengan unos volúmenes desproporcionados, por ejemplo, con la cantidad de dinero que movería en caso de fructificar.

Pánico a los cables en el hogar

Con el paso de los años, cualquier hogar va viendo aumentado el número de cables y metros de cableado que debe combinar en sus diferentes habitaciones o estancias.

En muchas ocasiones, la previsión de la construcción de la propia infraestructura de cableado del hogar no se hizo pensando en que el futuro habría tantos electrodomésticos y aparatos con necesidad de acoplarse a la toma de corriente.

Pensemos que muchas edificaciones son antiguas, o relativamente antiguas, y con ello la mayoría de cableado estructural puede ser insuficiente para las necesidades energéticas y de corriente que tenemos hoy en día”

Es por ello que los cables han pasado a formar parte involuntariamente del mobiliario de la familia, y por este motivo muchos tomamos medidas para disimularlos o esconderlos para que no sean apreciables a simple vista. La solución más simple, sin necesidad de tirar paredes y reorganizar el cableado de la casa puede ser a través de las canaletas para cables que todos conocemos.

Existen diferentes tipos de canaleta para cables que ahora no me pararé a detallar, pues no es la intención del artículo, pero que podéis consultar si deseáis una mayor comparativa de las principales funcionalidades de cada una de ellas.

Con todo el exceso de cables que hoy en día tenemos en nuestras casas y que no siempre el WI-FI puede solucionar por ahora, debemos recurrir a dichas canaletas para solucionarlo”

Todos somos en parte bricoladores y de una forma u otra nos consideramos unos manitas simplemente cambiando un enchufe o interruptor. Es por ello que la tarea de hoy es mucho más simple todavía y de igual modo gratificante.

Como parte del cuidado en el diseño que queremos aportar a nuestros hogares, la harmonía de colores y contrastes a través de nuestro mobiliario y paredes no puede verse truncada por unos cables desordenados y aleatorios. A través de una canaleta para cables podemos en primer lugar juntar todos los cables de una determinada zona de la casa y llevarlos conjuntamente a la toma de corriente o de datos que deseemos.

He llegado a ver hogares donde se habían pintado los cables de color blanco para no desentonar con el tono minimalista y claro que tenían las estancias. Lo cierto es que mucho más simple que esta solución visualmente todavía más fea que el contraste blanco/negro, está la integración de todos esos cables a través de una canaleta que, posteriormente, sí podremos pintar a juego con la decoración de la habitación.

Hoy en día la mayoría de canaletas para cables están hechas de un material que permite la pintura para que pueda adaptarse, por ejemplo, al mismo color de la pared”

Aprovecho también para dejarlos en enlace de un manual gratuito para que organicéis bien los cables sin producir interferencias entre ellos.

Las posibilidades son múltiples en función de nuestras preferencias y definición de estilo y diseño con que queramos ambientar nuestras diferentes estancias. La solución es simple y puede convertirse en un pasatiempo entretenido que compartir con nuestros familiares mientras dejamos bonito, por ejemplo nuestro comedor, en especial el cableado de detrás del televisor y demás aparatos. Sólo falta decidir el momento y ponerse entre todos manos a la obra.

Es el momento de decidir nuestra ventaja competitiva

Llegado un cierto punto en todo negocio hay que decidir y valorar en qué somos realmente buenos. Y no sólo eso sino…

“…en qué somos mejores que nuestra competencia, si podemos serlo en el tiempo, si hay dificultades de imitación en esa característica y si se podrá adaptar a los cambios de mercado futuros”

Idealmente esta reflexión debería tomarse desde el propio business plan previo al lanzamiento de la propia empresa o nuevo producto/servicio. Pero, desengañémonos, pues escasas son las veces en que la agenda responde a esta previsión. Un mal plan de negocio, un estudio inadecuado de la competencia, unas previsiones poco racionales… o a veces simplemente la falta de una o varias partes de este análisis previo obligatorio para todo empresario o emprendedor.

Hoy en día, las escuelas de negocio más prestigiosas hacen hincapié en la estrategia de operaciones como clave del éxito. Y una de estas claves en la que me gustaría profundizar en este artículo es la importancia de decidir y definir adecuadamente nuestra verdadera ventaja competitiva.

Aquella en la que realmente destacamos, seamos o no conscientes, sea o no en la que queremos destacar. Si tenemos una oportunidad, aprovechémosla”

Dependiendo de nuestro sector o modelo de negocio identificaremos algunos aspectos diferenciales respecto otros, pero a grandes rasgos está aceptada una doble forma de diferenciarse: por costes o por valor añadido (o una mezcla de ambos).

Debemos tener muy claro que hoy en día una diferenciación por precio no es eficiente ni una fuente de ventaja competitiva, puesto que será efímera en el tiempo”

Ésta es una de las reflexiones que más confusión crea, puesto que nos podemos posicionar por costes, lo cual nos permitirá jugar con la variable precio de una forma más holgada, pero sin una previa ventaja en costes no podremos accionar esta variable precio. Así pues,

Una ventaja competitiva por costes nos ampliará nuestro margen de maniobra sobre la variable precio, pero nunca nuestra ventaja competitiva recorrerá el camino inverso”

¿Y qué hay de la ventaja competitiva por diferenciación? Esta otra posibilidad vendrá referida a todas aquellas partes del proceso de producción en las que podamos destacar respecto a nuestra competencia. ¿Tenemos un know-how que nos permite hacer nuestros productos en menor tiempo? ¿Son de mayor calidad? ¿Tenemos una estructura flexible que se adapta a los cambios en menor tiempo que el resto de competidores? ¿Personalizamos nuestros productos o servicios de una forma mucho más detallada y eficiente que los demás? ¿Resolvemos las incidencias en el menor tiempo del mercado? ¿Tenemos menos averías que nadie?

Éstos son ejemplos reales y aplicables a la mayoría de negocios en que encontramos posibilidades de adquirir nuestra ventaja competitiva.

El momento para tomar estas decisiones debería ser el inicial pero, como comentaba al principio del artículo, pocas veces es así. Es posible que no dispongamos de la información adecuada y, de ser un emprendedor, tampoco del dinero necesario para contratar un estudio de mercado a alguna empresa. Es por ello que la experiencia nos ayudará a entender nuestro entorno.

En toda estrategia de operaciones resultará clave este análisis de nuestras competencias diferenciales. El momento es ahora, y debemos estudiar al detalle aspectos propios como los recursos necesarios o previsiones de venta. También un análisis externo de la coyuntura económica, la evolución del mercado o nuestro sector en particular, y el estudio exhaustivo de nuestra competencia a todos los niveles. Nunca está de más realizar un completo benchmarking sobre el que posicionar todas las variables y posibilidades que identifiquemos, y ver así en qué somos líderes o capaces de establecernos como tales.

Si todavía no sabes en qué eres competitivo ya vas tarde, tu competencia lo habrá hecho. No les regalemos más clientes.

¿Cuándo necesita mi empresa una máquina de café?

Muchas son las empresas que disponen de un servicio de cafetería para sus empleados. Dependiendo del tamaño de las oficinas, del poder económico de la empresa y del número de empleados, encontramos desde cafeteras hasta cafeterías propias en el interior del recinto o instalaciones corporativas.

El café es parte del ritual laboral de todo (o casi todo) trabajador. Supone algo más que una bebida energizante, pues indudablemente tiene un componente social y de descanso asociado.

El momento del café o “coffee time” se produce dentro o fuera de las oficinas de la empresa, pero se produce. Y esta es una oportunidad más para integrar y ganar en imagen de marca interna y externa hacia tus empleados o clientes respectivamente.

Tu empresa necesita una máquina de café desde el momento en que tienes trabajadores, es decir, siempre”

No nos engañemos, en una salita, frente al ordenador o en el bar de la esquina, nuestros empleados, muchos o pocos, se reunirán para hacer un parón en ciertos momentos del día para socializarse, descansar y comentar las vivencias del fin de semana y la victoria de sus equipos de fútbol preferidos. Forma parte de sus vidas, y ello hay que potenciarlo en lugar de entorpecerlo incorporando al equipo una máquina de café para empresas.

Las necesidades a nivel de maquinaria serán muy distintas para pymes que para una multinacional, pero si las analizamos de raíz se basan en una misma necesidad del empleado.

Para empresas pequeñas podría ser más interesante tener una máquina que funcione con cápsulas de café como la que muchos ya tienen en sus casas. Su reducido tamaño hace que se pueda instalar incluso en las empresas que no disponen de una sala de café propiamente dicha y para las que cualquier espacio es bueno a la hora de improvisar una entretenida y relajante conversación con los compañeros. El pasillo, frente a la puerta de la calle, en una mesa apartada… cualquier lugar será bueno para desconectar y tomarse un buen café caliente. De forma mucho más controlable, iremos rellenando los armarios con cápsulas de diferentes tipos y sabores para ver qué está causando más aceptación y adaptar las provisiones al consumo de nuestros empleados.

Una alternativa más sibarita podría ser la compra de una máquina compacta de café molido para empresas. Sin duda, los amantes del café (que los hay por todas partes) recibirán con gran alegría una experiencia gratuita y deliciosa como la que proponen estas máquinas, con un café similar al de las cafeterías.

Y para empresas mayores o que quieran rentabilizar el gasto de sus empleados en café, siempre se puede optar por una máquina de vending de café (y también snacks variados). Con ello no solo seguiremos ofreciendo una alternativa más económica de café instantáneo y accesible para los empleados, sino que además estaremos recuperando y monetizando esta inversión para reinvertir, por ejemplo, en otras mejoras para el confort e integración de los empleados, potenciando con ello la calidad del ambiente laboral.

Tamices de cocina

Legumbres, verduras, aceite de oliva, frutas… la dieta mediterránea es famosa por ofrecer ricos y variados ingredientes de la más alta calidad. Pero la cocina española no se basa solo en esto, sino que requiere de una gran variedad de herramientas indispensables para obtener platos con sabores tradicionales y exquisitos.

Los tamices de cocina son uno de esos productos de menaje que no pueden faltar entre los utensilios de los más cuidados y exigentes cocineros. Parecido a un colador, los tamices de cocina se utilizan para limpiar las impurezas o restos de ingredientes de las salsas o para eliminar los grumos de la harina antes de realizar una tarta. Pueden variar en el tamaño de su diámetro, en la forma, y también la finura de su malla, dejando, por consiguiente, que pasen más o menos grumos.

Si estás pensando en adquirir uno de estos tamices, la página web menajedecocinaonline.com ofrece un amplio catálogo: tamices de asa, redondos, con diámetros de 20, 26, 30 o 40 centímetros y con diversos tipos de paso para que podamos utilizarlos en multitud de recetas y obtener texturas únicas y diferentes.

Además, todos los utensilios de cocina expuestos en la web están fabricados íntegramente en España, por lo que mantienen unos altos índices de calidad muy difíciles de superar. Se trata de utensilios de las marcas líderes en la industria alimenticia española, como Arcos Hermanos, Lacor, Inoxibar… Tanto es así, que han sido diseñados para darles un uso profesional, aunque pueden ser utilizados para la cocina casera de cualquier hogar al que le guste mantener altos niveles de calidad.

Dale una textura y sabor especial a tus tartas, salsas, empanados, purés, etc. utilizando los tamices de cocina de más alta calidad del mercado.